EL FIN DE LA PRIVACIDAD

 

Mike Adams

Dentro de los próximos dos años, el gobierno de los EE.UU. instalará una tecnología nueva, poderosa y espeluznante que podrá detectar instantàneamente  e identificar cada molécula del cuerpo de una persona: residuos de cocaine en sus dólares, drogas prescriptas en su billetera, marihuana en sus bolsillos y cualquier rastro residual de sus entrenamientos de tiro.

Y todo esto podrá ser detectado invisible y silenciosamente a una distancia de hasta 50 metros.

”El Nuevo Escáner Laser de Seguridad Investiga  a las Personas a Nivel Molecular” declaran los títulares de Noticias  CBS                ( http://washington.cbslocal.com/2012/07/11/new-homeland-security-laser …). Este escáner ha sido bautizado el Laser Programable Picosecond. Este instrumento funciona con lasers que cumplen su maldito objetivo haciendo vibrar moléculas que leídas por la máquina determinan a qué tipo de sustancias ha estado expuesta la persona investigada. Tanto pueden ser explosivos como el sándwich de jamón y huevos que el individuo desayunó esa mañana.

El Gobierno detectará en su cuerpo toda clase de productos químicos

Este sistema de detección será instalado ampliamente en los aeropuertos, en los controles viales, en los estadios deportivos y en todos aquellos lugares en los que el gobierno quiera vigilar a la gente. Los datos así obtenidos serán registrados de manera que el gobierno podrá contar con una base de datos conteniendo información sobre qué sustancias químicas han sido detectadas en cada persona en diferentes, lugares, ocasiones y en cada día de su vida.

Esta información podrá ser,  por supuesto, usada por el gobierno para señalar a la gente considerada « terrorista », es decir a cualquiera que crea en la libertad, la Constitución, los padres fundadores  o un gobierno con límites. Una vez que se establezcan órdenes de confiscación de armas en toda la nación, estos instrumentos podrán ser usados para detectar rastros de pólvora hasta en aquellas personas que paseen por una plaza pública. Si usted lleva municiones o ha estado practicando simplemente con armas de fuego usted podrá ser identificado, detenido y llevado  a alguna de las cárceles militares secretas que el presidente Obama ha incrementado a partir de la Ley que autoriza la Defensa Nacional que anula cualquier debido proceso y la Carta de los DerechosHumanos.(http://www.naturalnews.com/034537_NDAA_Bill_of_Rights_Obama.html)

 ¿Y si tiene un paquetito en lugar de armas? Los días en que llevaba consigo algo de “Mary Jane” se terminaron, también, dado que el gobierno puede ahora detectar rastros de THC en su ropa, manos o cara hasta desde cincuenta metros de distancia. Y no solo  se limita a la marihuana sino que ese instrumento puede detectar cualquier toda clase de drogas como la cocaína, la heroína, el éxtasis o cualquier otra.

¿No al abuso de medicamentos? No hay que preocuparse: el gobierno puede saber también instantáneamente cuales son las drogas que usted consume por prescripción médica. El instrumento de escaneo de drogas puede catalogar cuales son las drogas que usted consume por prescripción médica y con tales datos identificar su perfil. Y podría usarlo un día ante la justicia en contra suyo, si alguna vez le toca enfrentar a los tribunales.

Usted podrá ser químicamente desnudado en todos los controles

Se trata de una tecnología tan increíblemente efectiva, que en noviembre de 2011, sus inventores fueron contratados por In-Q-Tel para trabajar en el Departamento de Seguridad Nacional. In-Q-Tel es una compañía  fundada en “febrero de 1999 por un grupo de ciudadanos a pedido del director de la CIA con el apoyo del Congreso de los EE.UU”. De acuerdo con In-Q-Tel su función consiste en ser un puente entre la CIA y las empresas de nuevas tecnologías.

Su plan es instalar este escaneo molecular en los aeropuertos y en todas las rutas interestatales y limítrofes de  los EE.UU. El propósito oficial de esta instalación es poder identificar rápidamente  explosivos, productos químicos peligrosos o armas químicas a distancia.

Está máquina es diez millones de veces más rápida – y un millón de veces más sensible – que cualquier otro sistema en uso. Esto quiere decir que puede ser usada sistemáticamente por el control de seguridad de cualquier aeropuerto y no solamente sobre personas selectivamente sospechosas.

El Escáner Laser no solo penetra su ropa sino que puede detectar los productos químicos que hay en su cuerpo.

Si los informes son fidedignos, esta tecnología puede penetrar a través de su ropa y de su piel y detectar las sustancias químicas que se encuentran dentro de su cuerpo. Desde el punto de vista positivo podría convertirse en un milagroso instrumento de diagnóstico médico detectando, por ejemplo, su nivel de vitamina D o de magnesio. Pero no lo van a usar para eso por supuesto. En lugar de mejorar a la gente esta tecnología está dirigida a esclavizarla más.

En un instante, aún sin su conocimiento esta tecnología será capaz de determinar con que se desayunó, cuando ovuló, si usted tiene cáncer, cuanto hace que consumió alcohol y hasta cuanta adrenalina está corriendo en ese momento por sus venas. Todo usted será escaneado, registrado y archivado por el gobierno, luego combinado con sus búsquedas informáticas, sus webs preferidas, el control de sus mensajes telefónicos, sus compras habituales en el supermercado, sus tarjetas de crédito, y todo lo que facilite la conformación de su perfil policial estatal sobre la base de su sicología y sus costumbres.

Esta información será igualmente usada, qué duda cabe, contra usted para ampliar el poder del estado mientras aplasta su independencia y su libertad. Está en la línea de las nuevas tecnologías: drones espías, robots, nanotecnologías, internet…and so on.

 También podrá ser usada selectivamente para arrestar y perseguir a casi todo el que “tenga cocaína” ¿Porqué? Como lo han probado varios casos la justicia de los EE.UU. no existe un nivel de posesión de drogas por el que usted no pueda ser detenido. De modo que si usted tiene rastros de cocaína – que puede encontrarse en cualquier billete- usted puede ser arrestado y acusado de poseerla. Casi todo el mundo tiene rastros de cocaína en su dinero (o en sus manos) esta tecnología puede servir para arrestar o perseguir a cualquiera que el gobierno quiera “sacar de circulación” así fuere por razones políticas. Solo es necesario encontrar una sola molécula de cocaína en su cuerpo y usted será marcado como un criminal.

CBS reconoce incluso que esa tecnología puede ser usada por el “Gran Hermano” aunque aún no se ha investigado sobre cuales pueden ser sus horribles implicancias. Imagine que el gobierno conoce toda su conformación bioquímica en un instante, total y a distancia y puede teóricamente detectar quien evita las OMG, el fluoruro y las vacunas y puede marcar a quienes “alimentan el terrorismo de la libertad” evitando deliberadamente ser envenenados por la mafia corporativa.

El uso de esta tecnología es terminal. Y así lo es también el potencial abuso de la estatal gubernamental mafia policial que no respeta los derechos humanos, la ley ni nada de la Constitución de los EE.UU.

Editor de NaturalNews.com – Traducción Susana Merino
Fuentes :
http://washington.cbslocal.com/2012/07/11/new-homeland-security-laser
http://www.tgdaily.com/general-sciences-features/64572-source-of-anim

Anuncios

17 comentarios

Archivado bajo Activismo, Armas

17 Respuestas a “EL FIN DE LA PRIVACIDAD

  1. Tanembaum

    Estaría bien saber quien se está lucrando tanto dentro como principalmente fuera (Alemania, USA, etc.) de la catastrófica situación económica española, ya hay gente planteándose si sería bueno marcharnos del euro y de la Comunidad Europea, desde luego mas que nuestros hermanos, parecen nuestros dueños y nosotros mercancía en sus manos.

  2. Tanembaum

    Y cuando digo quien se lucra, me refiero tanto a países como a empresas y personas, claro.

  3. Tanembaum

    Y otra cosa, ¿está creciendo el “euro escepticismo” en España?, todavía no hay datos, pienso que es muy posible …

  4. Flandes

    Mientras el PP pide recortes en sanidad y educación, se dedica a crear nuevos departamentos, “Departamento de Seguridad Nacional”, con enchufados para resolver temas que podría hacer perfectamente con las estructuras públicas que ya tiene, así parece que algo hace, ala! a despilfarrar, mientras tanto Fabra (también PP) inaugura una escultura de miles de Euros en su areopuerto fantasma.

    http://www.abc.es/20120723/espana/abci-rajoy-crea-departamento-seguridad-201207231257.html

  5. Flandes

    Parece ser que el ayuntamiento quiere retomar la plaza y el río de la estación del metro de Areeta, puede estar bien o no la idea (de momento se desconoce), lo que no se es con que dinero, nuevo endeudamiento para Getxo, si luego hay responsables, Landa y su equipo.

  6. Flandes

    Que pregunten en el ayuntamiento a ver por que han desaparecido los gatos callejeros al lado del río Gobelas, eso cuando había gente que tenía un proyecto para cuidarles y hacer un albergue.

  7. Flandes

    Quizás ahora con esto de la crisis, haya de nuevo gente que se apunte de forma masiva al ejército, policía o incluso mande a sus hijos a estudiar a los seminarios, que son los refugios laborales y lectivos en época de pobreza, como así lo fueron en el pasado, veremos….

  8. rfundora

    Eso es lo que siempre han querido los gobiernos y hombres para dominar a otros

  9. Flandes

    Andan diciendo (sobre todo los medios de comunicación politizados, PSOE/PP), que España debe de hacer un gran pacto entre los dos principales partidos políticos (PP/PSOE) para salir de la crisis, esto es muy curioso, cuando son precisamente esos dos partidos los que han producido la crisis, son incapaces de ponerse de acuerdo por una lucha por el poder/dinero y muchas cosas se deciden desde fuera de España, así que dudo que ese pacto de a dos pueda servir para mucho, lo que si se podría hacer es un pacto integrador de todos los partidos (incluso partidos sin representación), unido a un pacto y aportaciones de todos los agentes políticos y sociales del estado (partidos, sindicatos, movimientos sociales, etc.), para ver como se echa esto adelante, eso podría servir, recordemos que hay algunas comunidades autónomas en las que esos 2 partidos no llegan al 50% y que también en las mismas se podría llegar a pactos sin esos 2 partidos, desde luego esa solución de a 2 (y de espaldas al pueblo, incluso a sus propios votantes), no es la solución para el país, sino mas bien una causante de los problemas que este tiene.

    Por cierto, se esperan movilizaciones contra el PP por el tema del aborto, eramos pocos …

  10. Ladislao

    Una de las grandes paradojas de esta crisis, es que “todos los enchufados” que andan diciendo que hay que recortar, siempre se refieren a los demás, nunca a su chiringuito y claro esperan que cambie todo menos lo suyo, que eso no se mueva mientras el resto si cambia y que lo suyo quede como algo intocable, antes, durante y después de la crisis, es decir, que la crisis no afecte a su rollo, y claro, cuando eso lo quieren muchos (como ocurre), pues es algo muy problemático.

  11. Ladislao

    Quizás algún día tengamos algo mejor que una constitución hecha solo por un grupo de personas, la mayoría ya hoy fallecidas, que merecen todo mi respeto, pero aparte de ser algo ya de hace bastantes años, quizás no es lo mas democrático del mundo.

  12. Ladislao

    Ya nadie (ni dentro ni fuera de España) cree que el PP sepa como sacar a España de la crisis

  13. Lucía

    Unas preguntas:

    1ª ¿Dónde estuvieron los intelectuales españoles acomodados mientras durante décadas se gestaba la crisis?, ¿Dónde estaban sus afiladas críticas ante una situación que avanzaba y que al parecer todo el mundo preveía que iba a llegar?.

    2ª ¿Dónde están ahora esos intelectuales “liderando moralmente” a los afectados por la crisis, enfrentándose al poder y sacando la cara por ellos?, ¿Quizás recibiendo subvenciones y premios en sus cómodas casitas?.

    3ª ¿Quíenes son esos intelectuales?, ¿Realmente en España existe o ha existido alguna vez alguno o solo son intelectuales institucionales del régimen, gente mas o menos culta, pero poco más?.

  14. Lucía

    hDIARIO “EL PAÍS” ARTÍCULO DE OPINIÓN DE JUAN GOYTISOLO 22/07/12

    Hemos vivido un sueño

    Hoy, en el vertiginoso salto atrás a la pobreza, paro y ladronería bancaria, cuando los españoles vuelven a emigrar, dependemos enteramente de la Dama de Acero alemana

    Hace poco más de un decenio, el llamado milagro español nos exaltaba y provocaba la admiración del mundo entero. Nuestro presidente del Gobierno, el héroe de la reconquista del islote de Perejil y miembro del famoso trío de las Azores que emprendió la noble y fructuosa (¡cifras cantan!) cruzada de liberación de Irak y la neutralización de sus armas mortíferas, aseguraba a quien quisiera oírle que España se había zafado de la funesta influencia francesa y había recuperado la grandeza perdida desde la época del emperador Carlos V. Los hechos o, por mejor decir, la información de los hechos, le daban la razón. España era la octava potencia mundial en términos económicos, los mercados alentaban nuestro imparable crecimiento y la marca España no era solo, como hoy, la de Nadal, el Real y el Barça, sino la de todo un país que caminaba con paso firme y resuelto por la recta vía del progreso y de la prosperidad.

    Eran los tiempos del ladrillo y del crédito fácil, de la feliz llegada del euro, de la culminación gloriosa de una transición democrática que servía de modelo urbi et orbi, de proyectos y obras faraónicas y de dinero derramado a espuertas.

    Pero los milagros —con excepción de los científicamente demostrables por cámaras ultrasensibles en Lourdes y Fátima, según su Santidad Benedicto— no existen y en 2008, tras la quiebra de Lehman Brothers, inesperada para los accionistas crédulos, pero no para sus directores ni para las hoy célebres agencias de notación, aquellos apresuraron a privatizar los beneficios de la venta de sus activos tóxicos en favor de los responsables de la bancarrota y a “socializar” las ingentes pérdidas a costa de los estafados. Después de una sarta de noticias funestas a los largo de 2009 y 2010, abrimos finalmente los ojos y, como dicen en Cuba, “caímos del altarito”. El sueño se había desvanecido y el despertar fue amargo.

    Lo de un país rico pero pueblo pobre es una constante de nuestra historia. En la época imperial evocada por José María Aznar, el oro de las Indias recalaba en España. No obstante, lo que no era invertido en la construcción de palacios e iglesias y en gastos suntuarios pasaba directamente a manos de los negociantes y banqueros de Génova y Ámsterdam. A diferencia del pragmatismo luterano, calvinista o anglicano forjador del moderno capitalismo según señaló Werner Sombart, el catolicismo hispano acumulaba sin medida fincas rústicas y heredades inmobiliarias y rechazaba por razones de hidalguía el comercio y la fabricación de bienes útiles. España, pese a los esfuerzos de los ilustrados y regeneracionistas y las actividades productivas de los llamados indianos, se descolgó del progreso europeo y quedó rezagada en su furgón de cola. A fines de los cincuenta y comienzos de los sesenta del pasado siglo, la conjunción de la salida masiva de emigrantes a una Europa a la que política y económicamente aun no pertenecíamos, con la entrada igualmente masiva de turistas procedentes del todo el Viejo Continente, y la llegada al Gobierno de los ministros tecnócratas del Opus Dei, cambiaron las cosas. Estos últimos fueron nuestros calvinistas: desculpabilizaron al catolicismo de sus siempre ambiguas relaciones con el sistema de producción y espíritu de empresa del capitalismo, y asumieron el lema de “por el dinero hacia Dios”. Como previmos algunos en fecha tan temprana como 1964, el régimen franquista se desplomaría a la muerte del Caudillo no por la acción de una izquierda aferrada al recuerdo de su lucha heroica durante la Guerra civil, sino por la transformación de una sociedad que nada tenía que ver con la que se había alzado a poder por la fuerza de las armas 25 antes.

    Estamos al cabo de un ciclo histórico y una crisis de civilización. Habrá que exigir responsabilidades
    Los logros de la transición que acabó con el ciclo de revoluciones, guerras civiles y dictaduras de espadones están a la vista de todos y recibieron el aplauso unánime de una Unión Europea que no tardaría en acogernos con los brazos abiertos y favorecernos con sus fondos de ayuda para el desarrollo. Pero sus limitaciones no tardarían en manifestarse mientras los sueños de grandeza se nos subían a la cabeza. Hubo una transición política de “borrón y cuento nuevo”, pero no educativa ni cultural. Los hábitos mentales creados por la rutina y el temor a las ideas frescas pero desestabilizadoras de las verdades consagradas se perpetuaron. Los sucesivos gobiernos de las tres últimas décadas no tuvieron unos la voluntad y otros el valor de denunciar el Concordato, de abolir las exorbitantes partidas presupuestarias y privilegios fiscales eclesiásticos y de crear un Estado verdaderamente laico, liberándose así de las recurrentes presiones y chantajes de una jerarquía ideológicamente retrógrada. Convertidos ya en nuevos ricos, nuevos libres y nuevos europeos, nuestra clase política, surgida al socaire de la bonanza económica y de un optimismo sin mácula, fundó sus criterios de la gestión pública en el clientelismo con el aplauso de unos ciudadanos que, confortados por el acceso a un crédito fácil, asumieron que este era un pozo sin fondo. El paso de una pobreza real a una riqueza ficticia no se produjo gradualmente sino con una brusquedad que no permitió la creación de una cultura amortiguadora de tan vertiginosa mutación. De ser un país de emigrantes en busca del pan que no ganaban en casa nos convertimos en otro que acogía a millones de fugitivos de la pobreza oriundos de Iberoamérica, Magreb y África subsahariana.

    El ejemplo más extremo pero sintomático de lo que ocurría en nuestras “enladrilladas” costas mediterráneas, lo hallé en El Ejido. El país misérrimo que visité hace poco más de medio siglo saltó de un brinco a ser uno de los municipios más ricos de Europa. En medio del mar refulgente del plástico de los invernaderos bajo el que se apiñaban en condiciones indignas millares de magrebíes y subsaharianos, la ciudad improvisada sin planificación alguna albergaba según un informe del Foro Cívico Europeo que cito de memoria, una cuarentena de agencias bancarias, ciento y pico prostíbulos y una librería a todas luces superflua a ojos de una comunidad para la que la educación era algo inútil de cara al logro y al manejo del dinero. ¿Quién iba a decir en 1997 que esta sociedad derrochadora y caciquil, fruto de la megalomanía de especuladores de toda laya a cargo de las Autonomías y Diputaciones —verdaderos reinos de Taifa— iba a convertirse de pronto en el nuevo “hombre enfermo de Europa”, como lo fue hace un siglo el imperio otomano?

    Los ciudadanos no distinguen ya entre el partido que originó la ruina y el que la tapó
    Al despilfarro y delirio de grandeza de la época de Aznar —el de la boda principesca en El Escorial, con un yernísimo que a diferencia del esposo de la infanta Cristina ha dejado misteriosamente de ser noticia— sucedió para alivio de muchos la llegada al poder de un joven y prometedor José Luis Rodríguez Zapatero. ¿Sabía este en marzo 2004 la envenenada herencia que recibía en manos? Quienes creíamos que no, dado su tenaz optimismo y negación obstinada de la crisis que se nos venía encima después de la quiebra fatídica de Lehman Brothers, nos equivocamos de medio a medio. Un reciente artículo de Francesc de Carreras (La razón moral del indignado, La Vanguardia, 29-5-2012) me puso sobre la pista del libro de Mariano Guindal, El declive de los dioses, cuya lectura aconsejo vivamente, en la que su autor entrevista a quien pronto sería ministro de Industria de Zapatero en vísperas de las elecciones de 2004, y en la que Miguel Sebastián declara: “Menos mal que no vamos a ganar porque la que viene sobre España es gorda […]Tenemos una burbuja inmobiliaria y es inevitable que estalle y cuando esto ocurra se lo va a llevar todo por delante incluyendo los bancos”. Si, como admite el entrevistado, Zapatero y su equipo no estaban preparados para empuñar el timón en la tempestad que se avecinaba, cabía esperar al menos que dieran a conocer la “tremenda” situación que heredaban. La culpa no era suya, y lo razonable hubiera sido coger el toro por los cuernos y afrontar con urgencia la previsible catástrofe.

    Por desgracia no lo hicieron y al desmadre especulativo y saqueo del erario público sucedió su incomprensible ocultación. Todo iba bien, seguíamos en el mejor de los mundos, hasta el momento (abril 2011) en el que ya resultó imposible negar la vorágine en la que nos anegábamos y, con dicho reconocimiento tardío, Zapatero cavó su propia tumba.

    Hoy, en el vertiginoso salto atrás a la pobreza, paro y ladronería bancaria, cuando los españoles vuelven a emigrar a Inglaterra, Norteamérica, Suiza o Alemania y másters en mano se ven obligados a asirse al empleo que sea en medio del naufragio; cuando liberados de la influencia francesa (¡ah, el sublime Aznar!) dependemos enteramente de la Dama de acero alemana y de las voraces agencias de notación; cuando los mineros de Asturias en huelga marchan a pie hasta Madrid y sacuden con sus justas reclamaciones los fundamentos éticos de un Estado presuntamente democrático, ¿que hacen Rajoy y su flamante Gobierno? Negar ya no la crisis sino el rescate hasta el último momento y presentar luego la capitulación como una victoria; aclarar que “donde digo digo, digo Diego”; sostener que si accedió a agarrarse al salvavidas fue cediendo a las súplicas de quienes se lo arrojaban; imponer los recortes brutales a la educación y asistencia sanitaria y dejar impunes a los causantes de la ruina y a quienes se aprovecharon desvergonzadamente de ella.

    El rechazo casi general a la clase política e instituciones estatales, incluido el Poder judicial encarnado por el Dívar de los fines de semana marbellenses —por cierto, ¿por qué y por quién fue nombrado a tan alto cargo en tiempos de Zapatero?— traduce la perplejidad de unos ciudadanos que, desbordados por la magnitud de los problemas que les acucian, no distinguen ya entre los dos partidos políticos, el que originó la ruina y el que la tapó y, a falta de expresar su cólera a gritos, se refugian en la fatalista resignación. Estamos al cabo de un ciclo histórico y una crisis de civilización, y habrá que exigir responsabilidades como claman los indignados. Como se pregunta Josep Ramoneda en un reciente artículo en estas mismas páginas (Poco pan y peor circo, EL PAÍS, 14-6-12), “¿hasta cuando aguantarán los ciudadanos que nadie defienda sus intereses?”

    http://elpais.com/elpais/2012/07/19/opinion/1342710838_352755.html

  15. Elmer

    Mucha de la culpa de lo que le está ocurriendo a España, se debe al nefasto bipartidismo y grandes partidos existentes (PP y PSOE), en vez de dar estabilidad como en otros países se han dedicado a “repartirse” España, además de que cada uno dice mas o menos lo mismo que el otro, se han dedicado a rodearse de una camarilla de amiguitos, pseudointelectuales, se han repartido los medios de comunicación, los sindicatos, han empezado a vivir del crédito y así estamos, son los que han gobernado este sistema y en gran parte es culpa suya.

  16. Mder

    España en vez de tener un gran rescate como Grecia, Portugal o Irlanda, está teniendo un montón de rescates parciales, que si los sumas, hacen como un gran rescate, pero dado lo grande que es la economía española y para salvar la cara del gobierno, es la fórmula empleada, que al final las dos son iguales, pero se disimula más, un sistema parecido se está aplicando con Italia, en el caso de España por lo que dicen en los telediarios, hay problemas ya incluso para pagar a defensa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s