Consenso de Mínimos

La democracia no puede estar al servicio de unas pocas personas. Obligatoriamente, tiene que estar al servicio del pueblo, de los ciudadanos y ciudadanas. Tiene que ser, permanente y participativa. Debe estar abierta tanto a partidos políticos como a movimientos sociales. Para que la democracia sea real, se tiene que extender tanto al ámbito político, como al económico y al social. Exigimos transformaciones profundas a los poderes públicos y también asumimos responsablemente el compromiso, individual y colectivo, que nos corresponde como ciudadanos y ciudadanas, para que sea posible el cambio.

Durante este tiempo de movimiento, y de las propuestas recopiladas continuadamente en la Plaza del Arriaga, exponemos nuestras primeras reivindicaciones, centradas en torno a dos líneas de acción que se han identificado, trabajado y aprobado en la Asamblea de Bilbao.

Eje 1: Democracia y Participación

El sistema democrático en el que vivimos está supeditado a la dictadura del mercado; el poder económico tutela y dirige al poder político. La democracia no puede estar al servicio de un grupo privilegiado, sino que se fundamenta en que el poder reside en el pueblo y debe trabajar para el “bien común”. Por ello, es imprescindible corregir los déficits democráticos que, en el marco político, impiden una representación real de la voluntad del pueblo en las instituciones públicas.

La democracia es un sistema político basado en la participación de la sociedad en los asuntos públicos y para ello se debe garantizar el derecho a la información veraz y a la comunicación independiente. Es necesario aprovechar y/o mejorar los instrumentos que ya existen e implementar otros nuevos para garantizar la participación activa y directa en el control de la actividad política y en la toma de decisiones en relación con aquellas materias, medidas y propuestas que afectan a los derechos de todas las personas.

1.-Democracia participativa

Es imprescindible la evolución del sistema, una recuperación de los principios que hacen efectivo el control de la política y la toma de decisiones por parte de las personas para:

  1. Eliminar la supeditación de la política a los intereses de las élites económicas, locales e internacionales, así como, todos los privilegios de la clase política.
  2. Garantizar el derecho de la ciudadanía a la participación en los asuntos públicos, articulando mecanismos que permitan que ésta, sea activa, directa y vinculante, con un control efectivo de sus representantes en las instituciones.
  3. Reconocer el derecho de los pueblos a autodeterminarse

Exigimos que la evolución democrática pase porque el sistema político recupere su autonomía en relación con el poder económico y avance hacia formas de participación directa de la ciudadanía en la toma de decisiones. Reclamamos la transparencia en la actividad y gestión de los asuntos públicos y la erradicación de la corrupción política y económica

2.- Participación ciudadana

Es necesario desarrollar la democracia participativa poniendo en marcha consultas vinculantes y facilitando el acceso a la participación real de la ciudadanía en la toma de decisiones.

Exigimos una democracia representativa (elecciones) directa (asambleas) y semi-directa (consultas y referéndums). Hay que hacer efectivo el control del pueblo sobre las instituciones, tanto sobre su información, difusión, participación y actividad política, como sobre el gasto público. Se debe agilizar la tramitación legislativa y hacer la iniciativa legislativa popular vinculante, así como el referéndum, siempre y cuando no se vulneren los derechos fundamentales y/o los derechos humanos.

3.- Derechos políticos y civiles y libertades públicas

Es necesario garantizar las libertades y el uso y disfrute del espacio público para todas las personas. Los conflictos y problemas sociales no pueden resolverse con leyes que vulneran la presunción de inocencia y las libertades de la ciudadanía e impiden su ejercicio. La seguridad no puede pasar por encima de los derechos fundamentales. La justicia debe estar al servicio de la ciudadanía garantizando su independencia efectiva.

Exigimos la derogación de leyes que conculcan derechos fundamentales como: la igualdad ante la ley, la libertad de expresión, el derecho a la información, el derecho a la integridad física, el derecho de reunión, manifestación y asociación, el derecho de libre circulación y residencia, el derecho a la libertad de creencias…, en pro de la creación conjunta de normativas inclusivas que contemplen la libertad y el ejercicio de derechos de las personas.

Eje 2: Justicia social. Derechos sociales, económicos y culturales

La actual crisis está poniendo de manifiesto la divergencia de intereses entre este modelo capitalista especulativo y cualquier expresión de verdaderos derechos.

La crisis total del sistema escenifica el fracaso rotundo de un modelo de globalización basado en la explotación, la especulación y la injusticia.

Tras este fracaso de un modelo de dominación basado en la injusticia, y porque sí existen alternativas, es necesario que empujemos un cambio de todo el sistema.

1.-Derogación de leyes antisociales

Es fundamental transformar un modelo socioeconómico que ataca a quienes tiene el deber de proteger. Eso significa aprobar leyes que no supongan una vulneración de los derechos sociales de las personas

Exigimos la derogación de leyes de carácter antisocial a nivel socioeconómico y cultural como por ejemplo la Ley de Reforma de pensiones, Ley de Reforma Laboral y la reforma de la negociación colectiva.

2.- Derechos de ciudadanía

Los derechos de ciudadanía son inherentes a todas las personas y, por lo tanto, las instituciones tienen la obligación de garantizar su ejercicio efectivo. Son derechos económicos, sociales, culturales y de igualdad, reconocidos a nivel internacional.

Exigimos la prohibición de procesos de privatización, sean estos encubiertos o no, en todos los servicios básicos para la dignidad de las personas. Es necesario garantizar el derecho a la vivienda, a la sanidad a la educación y a la renta básica universal.

Exigimos el reconocimiento de la igualdad como un derecho de todas las personas independientemente de su condición sexual, de su procedencia, de su adscripción política o religiosa, etc.

3.- Regulación del sistema económico

Un estado democrático debe de garantizar unos servicios públicos de calidad, y su viabilidad, mediante la responsabilidad del estado en su gestión, teniendo a su cargo la posibilidad de financiar estos mismos servicios, e incluso haciendo un parque público fuerte y solvente de empresas que garantice unos ingresos regulares para las arcas públicas.

Exigimos que el crédito sea garantizado mediante la creación de una banca pública y social al servicio de los intereses de la mayoría, imposibilitando los rescates a la banca privada de manera activa y obligando a la devolución del dinero prestado en los rescates pasados. Es indispensable la reforma de la ley hipotecaria para introducir la figura de la dación en pago como forma de saldar la deuda mediante la entrega de la vivienda

Las rentas de trabajo, como motor principal del bienestar de la sociedad, y como agentes mayoritarios dentro de la cadena económica, deben de ver garantizadas la seguridad y la estabilidad tanto laboral, como personal. Exigimos que el reparto del trabajo y de la riqueza, sea la base sobre la cual se sustenten las relaciones laborales. Las aportaciones en forma de tributo se realizarán en base a un criterio de proporcionalidad a través, por ejemplo, de la eliminación de las SICAV y a la penalización del uso de los paraísos fiscales.

Es necesario que todas las personas tengan unos ingresos mínimos y máximos para poder vivir dignamente. Exigimos el acercamiento de todos los sueldos para lograr una sociedad más justa.

4.- Educación

Entendemos por una educación de calidad, una educación abierta y participativa, que asegure la implicación activa de la comunidad educativa en su sentido más amplio. Una educación integral que garantice el desarrollo del pensamiento autónomo y crítico, abordando las competencias de carácter personal y social de forma concreta y continua, para atender a aquellos principios que una democracia participativa requiera.

Exigimos la garantía de una educación pública, laica, equitativa, democrática de calidad, y al margen de los intereses del mercado. Consideramos fundamental la elaboración de una ley de educación en la que participen agentes educativos. Es necesario que exista un acuerdo de respeto a la misma, ajeno a los cambios gubernamentales.

5.- Defensa del medio ambiente y consumo responsable

Tener más, en las sociedades ricas, significa seguir agotando el planeta de recursos.

La defensa del medio ambiente no es abstracta, necesitamos la soberanía alimentaria, el cierre de las centrales nucleares y el uso de las energías renovables, la reducción del transporte por carretera y el uso del coche por introducir algunos de los pilares de la conservación el medio ambiente.

Exigimos un cambio del sistema productivo actual, porque agota los recursos del planeta. Nuestro modelo de consumo no es extensible a toda la población mundial. Reclamamos y nos comprometemos con un modelo sostenible, justo y responsable.

6.- Justicia y solidaridad con los países empobrecidos

La justicia y solidaridad con los países empobrecidos necesita de cambios radicales en las relaciones entre los estados y del control del capital privado.

Las empresas transnacionales y las instituciones controladas por los países ricos, como el FMI, el BM o la OMC, realizan una política de presión a los países empobrecidos para conseguir beneficios, independientemente de los efectos de vulneración de los derechos humanos que provocan sobre ellos.

Exigimos y nos comprometemos con un cambio del actual modelo de desarrollo que da grandes beneficios a unas pocas personas, para poner el sistema productivo al servicio de la mayoría de la población mundial.

Exigimos que el Estado se comprometa con la abolición de la Deuda Externa, así como, con el control sobre todas las empresas transnacionales . Es necesario cobrar un impuesto por cada transferencia financiera internacional que sólo genere especulación (Tasa Tobin).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s