Archivo de la etiqueta: Elecciones Autonómicas

Programa del M15M EUSKADI ante las ELECCIONES VASCAS

Nos dirigimos hoy a las personas candidatas a las próximas elecciones autonómicas, a la ciudadanía en su conjunto, a los cargos político-institucionales y a todos los interlocutores sociales, también en su condición de ciudadan@s.

Denunciamos que no hay respuesta alguna proporcionada y acorde con la gravedad de la presente situación.

 Tenemos claro; que estas elecciones NO deben contribuir  al refuerzo o simple relevo de nuestros representantes políticos actuales en esté  sistema socio-político-económico amoral,  alejado del bienestar común.

Reclamamos candidata/os y candidaturas que demuestren tener voluntad y capacidad para emprender un proceso de profunda reforma, ejerciendo un poder político diferente al actual, al servicio de la ciudadanía y sus derechos,  que proteja a todas y todos.

Para el M15M, como nuevo colectivo, es todo un reto enfrentarnos a estas elecciones autonómicas, en unas condiciones consideradas insuficientemente democráticas, por su claramente mejorable sistema de elección, incluso considerando como positivo la  participación de un sector vetado a practicar la política activa durante largos años, consideramos insuficiente el ámbito público de participación ciudadana. Tras estas elecciones, habrá mucho que reformar, que quitar y que poner; reconsiderando los actuales valores éticos y morales del pueblo y vosotras/os, sus futuros representantes.

Sin pretender erigirnos en representantes de nadie, pero siendo conscientes de que hemos recogido y dado forma a sentimientos colectivos de indignación y alarma que no tenían cauce de expresión, desde la legitimidad de ser “gente corriente”, ciudadan@s de a pie que sufren en desamparo, y sobre todo ven sufrir directamente las consecuencias de las nefastas decisiones tomadas, por activa o por pasiva, por quienes supuestamente nos representan para gestionar lo público, deseamos manifestar lo siguiente:

1-      Que nuestra preocupación crece día a día por las medidas que desde instancias que nada tienen que ver con el interés común nos están imponiendo y omitiendo otras, con gravísimas e inadmisibles consecuencias para la población. Medidas y omisiones que pretenden continuar ampliando.

2-      Urgimos a sindicatos, partidos políticos, empresari@s, instituciones eclesiásticas, medios de comunicación, intelectuales y artistas, profesionales de todo tipo y a la sociedad en su conjunto, a alzar su voz crítica y a adoptar una actitud activa y de compromiso cooperador contra las políticas y decisiones de quienes convierten a las personas en mercancía y en favor de la colectividad y su cuidado. En particular, urgimos a los agentes sociales a que lo hagan y llamen a la ciudadanía a hacerlo.

3-      Exigimos a las instituciones y al funcionariado a su servicio que cuiden a la ciudadanía, que se alíen con ella y no con quien pretende sangrarla, que detengan el alarmante aumento del número de personas que pasan a engrosar la bolsa de exclusión social y la sangría de recursos que desaparecen y dejan desamparada a la población.

4-      Exigimos, igualmente, TRANSPARENCIA respecto a lo que en realidad ocurre y cuya dimensión real creemos que se oculta y desvirtúa intencionadamente. Reclamamos que se nos trate como ciudadanía adulta y no como súbdita. Tenemos derecho a ser INFORMADAS/OS y CONSULTADAS/OS abriendo vías participativas directas de la ciudadanía en las tomas de decisiones de calado.

5-      En definitiva, exigimos a las instituciones y actores sociales con poder (en particular, partidos y sindicatos), a hacer lo necesario para garantizar el bienestar colectivo, EMPEZANDO POR EJERCER LA DESOBEDIENCIA E INSUMISION ante los poderes corruptos alejados de la ciudadanía que actualmente ordenan, ante el abuso que sufrimos y las leyes injustas que nos imponen y a no criminalizar a la ciudadanía cuando no le quede más remedio que ejercerla ella misma.

Nosotras/os, como movimiento ciudadano, pretendemos ir mucho más allá, trabajando formas de organización social y política netamente diferentes, sustentadas en la democracia participativa y en la gestación de una nueva y radicalmente distinta manera de estar en el mundo. De hecho, mantenemos asambleas abiertas a la participación ciudadana en numerosas plazas públicas, apoyamos y participamos activamente en la consolidación de iniciativas como  bancos del tiempo, huertos comunales, alternativas ecologistas en su conjunto, gestión asamblearia y horizontal de organizaciones y asociaciones.

Reiteramos la necesidad de que la ciudadanía disponga de los mecanismos que le permitan la gestión de su vida individual y colectiva.

Hacemos un llamamiento generalizado a NO RENUNCIAR AL DEBER DE PARTICIPAR EN LA GESTIÓN Y RESOLUCIÓN DE LOS PROBLEMAS SOCIALES. Eso debe de volver a ser  la política, entendida como el arte de la convivencia y no como viene siendo impunemente practicada  en la actualidad,  un abuso ostentoso del poder por y para el poder.

Nuestra vocación es abrir nuevos espacios de participación directa que puedan incidir favorablemente en el bien de nuestra comunidad.

No queremos ser Lehendakaris, queremos ser Ciudadana/os Activa/os y Conscientes quepractican sus derechos políticos.

Aún cuando nuestra propuesta, es de clara superación transformadora del sistema desde su raíz,  en las circunstancias actuales queremos hacer valer nuestra iniciativa en la denuncia, pero también en la colaboración con quienes individual, colectivamente e institucionalmente, tomen como prioridad al cuidado y protección de la sociedad.

Tenemos, sin embargo, muy a nuestro pesar, la sensación de que esa prioridad queda velada por la lidia de estrategias y la disputa de poltronas, escaños, sueldos e influencias, mientras observamos las sillas del cuidado colectivo vacías. Nosotros/as les invitamos a ocuparlas e incluso a ir un poco más allá, acercándose directamente a las plazas y calles, en las que no resulta siempre fácil actuar pero que dan mucho más valor al trabajo empezando desde la base.

A menudo encontramos dificultades debido a trabas legales y aplicaciones arbitrarias o abusivas de las leyes. Aquí cabe recordar a muchos ciudadanos sancionados y agredidos brutalmente cuando ejercían una protesta  pacífica, por medios y métodos totalmente desproporcionados.

ALGUNAS MEDIDAS DE URGENCIA

A pesar de que la propuesta del movimiento del que formamos parte trabaja, como ha

quedado dicho, en la alternativa de un sistema que claramente no se sostiene en su conjunto, planteamos COMO MEDIDAS DE URGENCIA las siguientes propuestas que posibiliten que cada instancia institucional e interlocutor social se haga cargo, junto con la ciudadanía y en alianza con ella, de los numerosos desafíos inaplazables.

EXIGIMOS, a los componentes de las listas electorales, algunos futuros cargos electos del parlamento vasco, partidos políticos y a la ciudadanía en general, como interlocutores activos en las próximas elecciones al Parlamento Vasco, a:

PARTIDOS POLÍTICOS Y FUTUROS CARGOS ELECTOS:

1. Eliminación de privilegios de la clase política:

–         Prohibir la fijación arbitraria de sueldos, pensiones vitalicias, dietas injustificadas y demás bonificaciones extraordinarias que puedan recibir los políticos. Su retribución se graduará en función de sus responsabilidades y de la mediana salarial del territorio.

–         Necesidad de poseer la cualificación requerida para cada puesto.

–         Exigimos la redacción de un código ético deontológico de cada partido político, difundiendo su edición junto con su programa y de obligado cumplimiento.

–         Reducción radical de los cargos de confianza.

2. Separación de poderes efectiva: Judicial, legislativo y ejecutivo. Necesidad de sometimiento del poder judicial al legislativo.

Necesidad de reconocimiento y separación efectiva también para el cuarto poder: el informativo.

3. Reforma íntegra del modelo parlamentario y del sistema electoral Vascos: Creación de una Comisión Especial en la cámara vasca para el estudio e introducción  de una Democracia participativa que facilite y promueva la participación ciudadana mediante la implantación de sistemas de información, formación y voto electrónico.

4. Crear mecanismos de control ciudadano para la exigencia efectiva de responsabilidad política a los cargos electos y el obligado cumplimiento de sus programas electorales. Si no los cumple tendrán consecuencias.

5. El voto en blanco y el nulo, que sean computables, consistiendo en dejar los escaños vacíos en proporción al número de electores que votaron en blanco o nulo.

6. Legitimación de referémdum vinculantes (legislación estatal).

7. Reorganicen la red de servicios sociales públicos revisando la adecuación y cantidad de prestaciones y sistemas de control. Eliminen la duplicidad de departamentos, las prácticas inapropiadas e ineficaces. Reduzcan los sueldos escandalosos de algunas bandas salariales y sitúen a toda esta red al servicio eficaz y accesible de la ciudadanía más allá de las políticas acomodadas y de cara a la galería. Eliminen los programas públicos de dudosa eficacia que no van más allá de la propia propaganda de los departamentos que las impulsan y acaben con la estafa de la pseudo formación de los funcionarios.

8. Inicien una remodelación de la Ertzaintza tanto en funciones como procedimientos, eliminando de su dotación las armas, prácticas y procedimientos que puedan poner en riesgo la vida e integridad física de las personas. Entiendan que el concepto de proporcionalidad es fundamental, y cumplan con el deber de proteger a aquellos que luchan altruista y pacíficamente por mejorar las condiciones de vida DE TODXS (incluidos los policías).

9. Elaboren un plan de persecución y reducción del escandaloso fraude fiscal de nuestra comunidad.

10. Promuevan para la Comunidad, un programa económico y energético que sea sostenible y respetuoso con el medio ambiente y el ámbito rural y paralicen cualquier proyecto iniciado que no respete esta máxima. Recuerden que los recursos del planeta no son ilimitados. Pueden valerse para este fin de un buen programa público de empleo.

11. AUDITORÍA PÚBLICA DE LA DEUDA: Ordenen una auditoria de la deuda planteada como pública en su totalidad, con control ciudadano en la ejecución de la misma. Tanto los creadores de la misma como los adquirientes de la parte ilegítima, se responsabilizarán de sus actos.

Cuestionen la legitimidad de lo que ustedes llaman “deuda” y mientras no este auditada, ejerzan insumisión al pago prioritario de la misma, a las ultimas leyes aprobadas y a los últimos cambios constitucionales realizados a tal fin (ordenes antidemocráticas de la Troika).

Recordemos que la deuda de los gobiernos al invertir en agentes externos arriesgando recursos a espaldas de la ciudadanía es deuda ilegítima. Se ha adquirido sin consultarnos ni escuchar las evidencias históricas, las prevenciones ni propuestas de expertos, sin debates  parlamentarios, ni la meta del bien común.

No pagamos su deuda, la de la especulación del crédito barato y del ladrillo, ni admitimos los salvajes recortes que pregonan los voceros del poder financiero europeo y global, FMI, BCE, y Bruselas.

12. Reducir el número de firmas necesarias para llevar adelante una iniciativa legislativa popular (ILP) incrementando así la interacción entre el pueblo vasco y sus representantes. Una vez recogidas el número de firmas requeridas, realizar un referéndum vinculante sobre el tema.

13. Elaboren una Ley de Procedimiento Urgente para ayudar a las personas en situación de desahucio y desamparo por la pérdida de vivienda o puesto de trabajo, así como en caso de enfermedad.

 14. Una cultura de paz basada en valores y derechos humanos para la resolución de los conflictos presentes y futuros, sin buscar en el conflicto actual una rentabilidad partidista.

¿ Incluirán estas medidas de urgencia en sus programas?

 

Para llevar a cabo algunas de éstas, vemos necesario ejercer un cierto grado de desobediencia. ¿Hasta qué punto están dispuestos a ello en pos del poder que el pueblo les otorga, en contra del poder financiero, instituciones superiores, grandes corporaciones, etc…?

 

 

A LA CIUDADANÍA

1. Despertemos del letargo inducido por las estrategias narcóticas del  entretenimiento de masas y tomemos conciencia ciudadana. Impliquémonos  en la política y construyamos un proceso democrático real, participativo  y eficaz. Exijamos nuestro espacio participativo.

2. Cooperemos para construir nuestro futuro, seamos responsables con  nuestros hábitos de consumo, modo de vida e interrelaciones.

Participemos en el cambio mediante una reflexión individual. Sin un cambio interior, no habrá cambio exterior.

En  resumen, consideramos que este modelo está agotado y que como se ha  mencionado con anterioridad se perfila ineludiblemente un nuevo  paradigma de vida y organización social.

Los  viejos esquemas y quienes los han mantenido/detentado durante años  deben ser sustituidos, esto resulta inevitable y es solo cuestión de  tiempo. Colaboremos en ello, creamos en el cambio que queremos ver,  vivir y legar.

10 comentarios

Archivado bajo Activismo, Elecciones